jueves, 14 de junio de 2012

Instruye a los sabios, y se volverán aún más sabios. Enseña a los justos, y aprenderán aún más.
Si hablan mal de ti con fundamentos, corrígete; de lo contrario, échate a reir.